LA IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN TEMPRANA EN BEBÉS.

miércoles 21 julio 2010

Diana Lameiro Aznar, Logopeda
 

 

Los programas de atención temprana infantil son una opción que tienen los padres para explotar al máximo las capacidades de sus hijos. Para saber la necesidad de acudir a estos programas, es importante que los padres conozcan los beneficios que proporciona y asumirlo como una forma de prevención de alteraciones en el desarrollo del bebé, más que como una forma de crear "niños genios" concepción alejada de la realidad y que se convierte en un mito.

 

En el pasado la estimulación temprana estaba dirigida a niños con lesiones o problemas motrices, es decir, se consideraba un tratamiento. Cuando el niño presenta alguna alteración en su desarrollo no hay tiempo que esperar. Cuanto más rápida sea la atención, se obtendrán mejores resultados y por eso hoy se considera una práctica preventiva, especialmente para niños que estén en riesgo de padecer limitaciones.

 

Los programas de atención temprana consisten en una serie de ejercicios y juegos que se realizan repetidamente con el fin de reforzar las áreas cerebrales de interés. Por ejemplo, gatear es una etapa muy importante para el desarrollo motor del bebé, y para hacerlo, el bebé debe estar en capacidad de coordinar la mano derecha con su pie izquierdo y viceversa. Esto se conoce como patrón cruzado. La estimulación temprana ofrece ejercicios que refuerzan este patrón y permite al bebé el desarrollo adecuado de la coordinación de su cuerpo.

Cuando el bebé ya ha presentado una alteración en su desarrollo, se considera un programa de habilitación. Este término reemplaza el concepto de rehabilitación porque no consiste en recuperar una capacidad perdida sino en habilitar en el niño actividades que no ha podido lograr debido a algún trastorno adquirido.

 

La insistencia en la pronta asistencia el bebé se debe a que los niños nacen con un cerebro inmaduro, por esto son tan indefensos y dependientes de sus padres. La madurez cerebral es un proceso que llega casi a la madurez del adulto, aunque su desarrollo es más acelerado a los 3 o 4 años de edad, etapa de crecimiento rápido en los pequeños, y que es aun más rápido en el primer año de vida, que en cualquier otro momento. Por esto Atención Temprana Infantil no es un conjunto de actividades al azar sino que implica conocer el proceso de formación de la estructura cerebral de los niños.

 

Otro motivo que muestra la importancia de la estimulación temprana está en la plasticidad del cerebro, es decir, en la capacidad del cerebro para aprender y moldearse de acuerdo con las condiciones del medio. Las capacidades que todo niño tiene no se desarrollan de manera pasiva, es el entorno el que en gran medida influye sobre estas. Si el niño no tiene un medio adecuado, desarrollará inadecuadas actitudes en relación con las que está en capacidad de desarrollar de acuerdo con su edad.

 

El mito

Algunos padres pueden tener una concepción errada de la Estimulación Temprana, debido a la creencia de que su objetivo es crear "niños genios" o adelantar comportamientos antes de lo que señalan los patrones normales de desarrollo. Todo esto es falso. Se trata de crear conciencia acerca de la importancia de la estimulación en el desarrollo del niño, lo cual involucra la responsabilidad de los padres a la hora de crear un ambiente propicio para que su hijo tenga un crecimiento normal y las mejores condiciones físicas y mentales en un futuro.

Finalmente, los programas de Atención Temprana Infantil son una manera de dar seguridad a los padres acerca de la integridad neuronal de su pequeño hijo. No es necesario esperar a que presente alguna alteración en su desarrollo, tener una actitud preventiva en los momentos más importantes de su crecimiento significa proporcionarles un buen futuro.






los comentarios han sido deshabilitados.